#ESPIRITUDEL74

Espiritu del 74 Berto Salotti

¿Qué es el #Espíritudel74?
Es algo que existía cuando no existía nada. 
Es lo único que importa. 
Es el ADN BertO.
Nosotros en BertO creemos que lo que define a una empresa o a una firma comercial, no es solo su nombre, no son sus sedes y ni siquiera su producción, más o menos conocida. 

Óbviamente estos elementos nos ayudan a definir una marca, pero de forma parcial e insuficiente, al igual que un DNI puede proporcionar informaciones sobre una persona, pero evidentemente no permiten conocerla. 

En nuestra empresa prestamos mucha atención al tema de la identidad, y sobre ello hemos reflexionado largo y tendido. 
Hemos comprendido que "ser sí mismos" es fundamental para hacerlo todo de la mejor forma posible: de hecho, solo conociendo a fondo tus características puedes ponerte al servicio de los demás de la manera más útil, más adecuada, más sensata.

Y nuestra identidad actualmente se identifica con un espíritu, el espíritu que nuestros fundadores, Carlo y Fioravante Berto adoptaron desde el primer día de su empresa de Tapicería y Sastrería.  Ese primer día se dio en el año 1974, y ese espíritu sigue estando presente, después de décadas, en la actitud de las personas de los equipos BertO, en todas las sedes de producción, de venta, de gestión de redes de nuestra firma. 

#Espíritudel74 para nosotros tiene este significado. 

Cuando los fundadores de BertO empezaron la ruta que hasta la fecha seguimos recorriendo, no había nada. 

No había ninguna exposición, no había ninguna tienda. No había medios de transporte para entregar los productos, no había nadie que se ocupara de la administración, no había marketing. No existía el servicio de atención al cliente y nadie hablaba inglés (el veneto y el brianzolo sí). Ni siquiera existía una sede. Se trabajaba en casa. 

Pero algo si lo había. 

Existía una fuerza, en la visión y en las manos de los dos hombres en condiciones de mover por sí sola toneladas de trabajo.

No es casualidad que, si nosotros actualmente trabajamos ajustándonos a estándares de alto nivel que cobran mucho más que la satisfacción de nuestros clientes,... lo suficiente como para compartir a veces escenas de entusiasmo, se lo debemos al Espíritudel74, cuando en el taller la excelencia del capitoné  desafiaba la imparcialidad del cronómetro en carreras entre tapiceros que no tenían nada que ver con ventas o clientes pero sobre las que se apostaba un orgullo profesional en el territorio que merecía el respeto de la comunidad, de todo el país. 

No es una casualidad si nosotros, en la actualidad, nos comprometemos en proyectos e iniciativas que nos colocan en el foco del ecosistema empresarial, aunque nuestras dimensiones desde luego no son las de los protagonistas de la economía. Se lo debemos al #Espíritudel74  y a la apertura mental que nos han inculcado desde pequeños. 

No es una casualidad si nosotros actualmente ponemos en marcha relaciones de maneras que nos han convertido en caso estudio de Google: se lo debemos al #Espíritudel74 y al enfoque hacia el mercado que nos han enseñado con el ejemplo, siempre innovador,con muchas ganas de cosas nuevas. 

#Espíritudel74 es todo esto y mucho más, y es justamente para contarlo mejor que estamos escribiendo un libro.

Pero si tuviésemos que hacer una síntesis de lo que es con una palabra, esta palabra sería Emoción.

 

#ESPIRITUDEL74: EL LIBRO

74 palabras clave para vivir felizmente la pasión por nuestro trabajo


#Espiritu del 75: El libro de Berto Salotti


#ESPIRITUDEL74: EL RELATO EN EL BLOG BERTOSTORY

Entre una palabra clave desvelada y un evento en la exposición, vamos a hablar de valores y a mirar de cara al futuro.

#Espiritudel74: El relato en el blog BertoStory